Hay cosas que antes de que sucedan ya tienes claro que pasarán, no sabes cuando, pero tu intuición nunca te falla y aunque parezca algo muy descabellado sabes que terminará por pasar. Estos dos hermanos se deseaban y pasaban juntos muchas horas en la misma habitación sin que sus padres sospecharan que se estaba gestando lo que a continuación tendrás la suerte de ver.